jueves, 21 de enero de 2010

AQUÍ TENÉIS RELOJ, ALLÍ TENEMOS TIEMPO

Hace un par de días, un amigo no muy allegado me regaló un poema de Gabriel García Márquez, se titula “El dulce sabor de una mujer exquisita” me gustó el detalle, y el poema (aunque discrepo en un par de puntos que me parecen pelín machistas jeje) pero me quedo con las cosas tan bonitas que dice.


Nada más leerle pensé en publicarlo aquí y dedicárselo a todos los que me honráis con vuestra visita, pero dudé y decidí cerciorarme de que realmente fue escrito por García Márquez. En esta ardua labor de investigación me topé con un blog que lo publicaba en una de sus entradas y la mayoría de los comentarios fueron tan negativos que me hicieron desistir de la idea :-(


En su lugar, encontré algo que quiero mostraros, es una entrevista realizada por Víctor-M. Amela a un tuareg, Moussa Ag Assarid, quizá alguno ya la conozcáis, aún así espero que la disfrutéis tanto como yo:


No sé mi edad: nací en el desierto del Sáhara, sin papeles...!
Nací en un campamento nómada tuareg entre Tombuctú y Gao, al norte de Mali. He sido pastor de los camellos, cabras, corderos y vacas de mi padre. Hoy estudio Gestión en la Universidad Montpellier.. Estoy soltero. Defiendo a los pastores tuareg. Soy musulmán, sin fanatismo

- ¡Qué turbante tan hermoso...!
- Es una fina tela de algodón: permite tapar la cara en el desierto cuando se levanta arena, y a la vez seguir viendo y respirando a su través.

- Es de un azul bellísimo...
- A los tuareg nos llamaban los hombres azules por esto: la tela destiñe algo y nuestra piel toma tintes azulados..

- ¿Cómo elaboran ese intenso azul añil?
- Con una planta llamada índigo, mezclada con otros pigmentos naturales. El azul, para los tuareg, es el color del mundo.

- ¿Por qué?
- Es el color dominante: el del cielo, el techo de nuestra casa.

- ¿Quiénes son los tuareg?
- Tuareg significa "abandonados", porque somos un viejo pueblo nómada del desierto, solitario, orgulloso: "Señores del Desierto", nos llaman. Nuestra etnia es la amazigh (bereber), y nuestro alfabeto, el tifinagh.

- ¿Cuántos son?
- Unos tres millones, y la mayoría todavía nómadas. Pero la población decrece... "¡Hace falta que un pueblo desaparezca para que sepamos que existía!", denunciaba una vez un sabio: yo lucho por preservar este pueblo.

- ¿A qué se dedican?
- Pastoreamos rebaños de camellos, cabras, corderos, vacas y asnos en un reino de infinito y de silencio...

- ¿De verdad tan silencioso es el desierto?
- Si estás a solas en aquel silencio, oyes el latido de tu propio corazón. No hay mejor lugar para hallarse a uno mismo.

- ¿Qué recuerdos de su niñez en el desierto conserva con mayor nitidez?
- Me despierto con el sol. Ahí están las cabras de mi padre. Ellas nos dan leche y carne, nosotros las llevamos a donde hay agua y hierba... Así hizo mi bisabuelo, y mi abuelo, y mi padre... Y yo. ¡No había otra cosa en el mundo más que eso, y yo era muy feliz en él!

- ¿Sí? No parece muy estimulante. ..
- Mucho. A los siete años ya te dejan alejarte del campamento, para lo que te enseñan las cosas importantes: a olisquear el aire, escuchar, aguzar la vista, orientarte por el sol y las estrellas... Y a dejarte llevar por el camello, si te pierdes: te llevará a donde hay agua.

- Saber eso es valioso, sin duda..
- Allí todo es simple y profundo. Hay muy pocas cosas, ¡y cada una tiene enorme valor!

- Entonces este mundo y aquél son muy diferentes, ¿no?
- Allí, cada pequeña cosa proporciona felicidad. Cada roce es valioso. ¡Sentimos una enorme alegría por el simple hecho de tocarnos, de estar juntos! Allí nadie sueña con llegar a ser, ¡porque cada uno ya es!

- ¿Qué es lo que más le chocó en su primer viaje a Europa?
- Vi correr a la gente por el aeropuerto.. . ¡En el desierto sólo se corre si viene una tormenta de arena! Me asusté, claro...

- Sólo iban a buscar las maletas, ja, ja...
- Sí, era eso. También vi carteles de chicas desnudas: ¿por qué esa falta de respeto hacia la mujer?, me pregunté... Después, en el hotel Ibis, vi el primer grifo de mi vida: vi correr el agua... y sentí ganas de llorar.

- Qué abundancia, qué derroche, ¿no?
- ¡Todos los días de mi vida habían consistido en buscar agua! Cuando veo las fuentes de adorno aquí y allá, aún sigo sintiendo dentro un dolor tan inmenso...

- ¿Tanto como eso?
- Sí. A principios de los 90 hubo una gran sequía, murieron los animales, caímos enfermos... Yo tendría unos doce años, y mi madre murió... ¡Ella lo era todo para mí! Me contaba historias y me enseñó a contarlas bien. Me enseñó a ser yo mismo.

- ¿Qué pasó con su familia?
- Convencí a mi padre de que me dejase ir a la escuela. Casi cada día yo caminaba quince kilómetros. Hasta que el maestro me dejó una cama para dormir, y una señora me daba de comer al pasar ante su casa... Entendí: mi madre estaba ayudándome...

- ¿De dónde salió esa pasión por la escuela?
- De que un par de años antes había pasado por el campamento el rally París-Dakar, y a una periodista se le cayó un libro de la mochila. Lo recogí y se lo di. Me lo regaló y me habló de aquel libro: El Principito. Y yo me prometí que un día sería capaz de leerlo...

- Y lo logró.
- Sí. Y así fue como logré una beca para estudiar en Francia.

- ¡Un tuareg en la universidad. ..!
- Ah, lo que más añoro aquí es la leche de camella... Y el fuego de leña. Y caminar descalzo sobre la arena cálida. Y las estrellas: allí las miramos cada noche, y cada estrella es distinta de otra, como es distinta cada cabra.. Aquí, por la noche, miráis la tele.

- Sí... ¿Qué es lo que peor le parece de aquí?
- Tenéis de todo, pero no os basta. Os quejáis. ¡En Francia se pasan la vida quejándose! Os encadenáis de por vida a un banco, y hay ansia de poseer, frenesí, prisa.... En el desierto no hay atascos, ¿y sabe por qué? ¡Porque allí nadie quiere adelantar a nadie!

- Reláteme un momento de felicidad intensa en su lejano desierto.
- Es cada día, dos horas antes de la puesta del sol: baja el calor, y el frío no ha llegado, y hombres y animales regresan lentamente al campamento y sus perfiles se recortan en un cielo rosa, azul, rojo, amarillo, verde...

- Fascinante, desde luego...
- Es un momento mágico... Entramos todos en la tienda y hervimos té. Sentados, en silencio, escuchamos el hervor... La calma nos invade a todos: los latidos del corazón se acompasan al pot-pot del hervor...

- Qué paz...
- Aquí tenéis reloj, allí tenemos tiempo.



"Que nada me pertenezca. Sólo la paz del corazón y el frescor del aire"

Kobayashi Issa


imagen sacada de www.solobuenas.com

10 comentarios:

STEVE dijo...

Si, lo había leido ya, pero no deja de ser un pensamiento enriquecedor. Ojala pueda asimilarlo cuanto mas mejor

Ut dijo...

Buenísima la entrevista! No la había leído... Me imagino el cambió tan brutal que habrá sufrido dejando el desierto para vivir en Francia.

¿Realmente le merecerá la pena??? quiero decir que él era féliz con sus cabras, las estrellas, las puestas de sol y su vida en general. Entonces, ¿Por qué cambiarlo???

Un beso

UT

Mery Larrinua dijo...

....gracias por compartirlo...muy bueno!!!!
un abrazo

WHO dijo...

En occidente algunos intentamos vivir como offsiders, es decir, valorando el ser y estar con nuestros afectos personales, nos llaman asociales, pero no se dan cuenta que los que se han alejado de la sociedad y la esencia misma de la vida son ellos.
Sólo por la maravillosa entrada de hoy te mereces un abrazo chasca huesos.
Who.

disancor dijo...

La conocía,pero te confieso que mientras más la leo, más me emociono. En el desierto viven, nosotros corremos; ellos saben el valor de las cosas pequeñas, nosotros el precio del reloj.
Un beso.

Jordi Gil dijo...

Cuanta razón tiene, aquí nos frustamos por no conseguir lo que no necesitamos.

ADRIANO dijo...

Me ha gustado mucho esa reflexión, que nos hace preguntarnos a cada uno qué es lo importante.
Comparto la pregunta de Ut, ¿le merecerá la pena el cambio?
Besos

Antoñito dijo...

joer....desde luego que razón tiene con lo de que queremos mas y más....en fin, supongo que cada uno es feliz allí donde procede. Saludos

silver´smoon dijo...

Sí Steve, ojalá pudiéramos asimilarlo todos!!!

Me alegra que te haya gustado Ut, entiendo que decidió estudiar para ayudar a su pueblo y evitar que se extinga.

Gracias a ti por tu visita Mery

Who, utilizaré una reflexión de Friedrich Nietzsche con la que me identifico plenamente: el individuo ha luchado siempre por no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo. A mí me pasa un poco lo que a ti. Por cierto, en mi anterior post hice un copia y pega de tu post en favor de Canarias, os deseo suerte con la candidatura.

Eso es Disancor, lástima que seamos tan ciegos y no sepamos ver la belleza de las pequeñas cosas, lástima que no sepamos apreciar lo que verdaderamente importa.

Buena frase Jordi, con tu permiso me la apunto. NOS FRUSTRAMOS POR NO CONSEGUIR LO QUE NO NECESITAMOS.

Me alegra que te haya gustado Adriano, tienes razón, nos hace preguntarnos qué es lo importante. Lástima que nuestra mente pase tan rápido a otro asunto :-(

Sí Antoñito, pero digo yo, por qué esa manía de querer más y más, pero si luego, aunque consigamos más, no nos conformamos con nada y seguimos queriendo más, si esto es el cuento de nunca acabaaaaar!!!! aaaiiinnnnsss que vida esta

日月神教-任我行 dijo...

走光,色遊戲,情色自拍,kk俱樂部,好玩遊戲,免費遊戲,貼圖區,好玩遊戲區,中部人聊天室,情色視訊聊天室,聊天室ut,成人遊戲,免費成人影片,成人光碟,情色遊戲,情色a片,情色網,性愛自拍,美女寫真,亂倫,戀愛ING,免費視訊聊天,視訊聊天,成人短片,美女交友,美女遊戲,18禁,三級片,自拍,後宮電影院,85cc,免費影片,線上遊戲,色情遊戲,日本a片,美女,成人圖片區,avdvd,色情遊戲,情色貼圖,女優,偷拍,情色視訊,愛情小說,85cc成人片,成人貼圖站,成人論壇,080聊天室,080苗栗人聊天室,免費a片,視訊美女,視訊做愛,免費視訊,伊莉討論區,sogo論壇,台灣論壇,plus論壇,維克斯論壇,聊天室